Historia

Matrimur fue fundada en 1988 por tres jóvenes compañeros de un taller de matricería, conscientes de sus capacidades y habilidades, deciden poner a prueba su talento y crean su propia empresa. La buena gestión, la humildad, la constancia y sobre todo  el esfuerzo y trabajo de estos tres emprendedores, han hecho posible el crecimiento continuo y sostenible de Matrimur. Actualmente, poseemos dos naves industriales y somos el lugar de trabajo de treinta personas.